902 540 362

  •  
    Blog de Solmicro

    ¿Qué sabes de soluciones de gestión?

Slide background

Blog de Solmicro

¿Qué sabes de soluciones de gestión?

SABER MÁS

saas

Las aplicaciones en la nube nos han traído algunos conceptos que quizás pueden resultar confusos. Quizás no tengas muy claras cuáles son las diferencias entre SaaS, PaaS e IaaS. Entenderlas es de vital importancia para saber qué opciones tienes a la hora de llevar tu negocio a la nube.

En este post veremos en qué se diferencian el SaaS, el PaaS y el IaaS. Explicaremos a qué hacen referencia estas siglas y te pondremos algunos ejemplos para que puedas ver sus funcionalidades.

Cuáles son las diferencias entre SaaS, PaaS e IaaS

El cloud computing o computación en la nube consiste en el despliegue de una infraestructura, redes y programas que hacen posible que una persona pueda trabajar con un programa vía remota, así como beneficiarse de la combinación de diferentes recursos informáticos.

En función de quién tenga el control de cada uno de esos elementos (infraestructura, software), si el proveedor o el cliente, hablaremos de un modelo de servicio u otro. Pasemos ahora a explicar las diferencias entre SaaS, PaaS e IaaS y en qué consiste cada uno.

El SaaS (Software as a Service)

Los programas SaaS se han vuelto muy populares. De hecho, mucha gente trabaja con un software SaaS sin ser consciente de ello.

En el software como servicio, el cliente puede utilizar un programa en la nube, generalmente por el pago de una cuota mensual o anual. La instalación, configuración, mantenimiento e infraestructura corre a cargo del proveedor.

El software como servicio es una de las opciones más eficaces para gestionar un negocio. Hoy día podemos encontrar ERP SaaS, programas de gestión SaaS, CRM software como servicio y otro tipo de aplicaciones SaaS para empresas.

El PaaS (Platform as a Service)

Los modelos de servicios de PaaS (Platform as a Service) son una categoría orientada a los programadores o desarrolladores de software. Les proporcionan un entorno de desarrollo y una serie de herramientas pre-configuradas para que puedan desarrollar sus aplicaciones. Los usuarios pueden elegir las funciones que deseen para crear su programa, entre lo que se incluyen servicios de infraestructura avanzada. En este sentido, el PaaS representa un modelo híbrido entre el IaaS y el SaaS.

El cliente que contrata PaaS puede disponer así de un entorno de pruebas que le servirá durante todo el proceso de creación de un programa (codificar, compilar, depurar, etc.).

El IaaS (Infraestructure as a Service)

A diferencia de los proveedores de programas como servicio, las empresas que comercializan IaaS no trabajan con software. Alquilan a las empresas o clientes individuales una infraestructura de servidores remotos a través de la cual el destinatario podrá instalar los programas que quiera.

En los servicios de IaaS, son importantes los recursos informáticos de la infraestructura que se ofrece. De ella dependerá, por ejemplo, la escalabilidad y estabilidad de la aplicación que se instale. Ejemplos de IaaS son aquellos proveedores que proporcionan una infraestructura corporativa de servidores para empresas.

Esperamos que ahora tengas una visión más clara sobre las diferencias entre SaaS, PaaS e IaaS. Elegir cuál es el modelo de servicios en la nube más adecuado para las operaciones que deseas realizar depende de tus objetivos. Si tienes dudas al respecto, te invitamos a que nos dejes algún comentario.

¡Vota!
(1 Vote)

¿Qué te ha parecido? Opina: